Técnica de chorro de hielo seco

industriereinigung_800x490px

Con la técnica de chorro de hielo seco se puede realizar una limpieza cuidadosa y profunda de herramientas, moldes, superficies y máquinas con tiempos de preparación e inactividad mínimas. En este tratamiento se dosifican pequeños gránulos – así llamado pellets – de dióxido de carbono congelado con una temperatura de -79°C en un flujo de aire comprimido y se los aceleran mediante éste. Al chocar contra la superficie a limpiar ésta se enfríe fuertemente. Debido a las diferencias en la contracción de la capa de suciedad y el fondo a causa de la temperatura el film de suciedad fragilizado se rompe, los pellets entran y subliman de inmediato. Esto desprende el ensuciamiento del fondo. El efecto de limpieza de este tratamiento se basa en la energía cinética de los pellets, en la fragilidad y el aflojamiento del ensuciamiento además de la sublimación explosiva del material de chorro. Aditivos químicos no son necesarios.

Huber_20140830_0032Huber_20140830_0003